Madera de coníferas alemana: calidad, variedad, tradición, sostenibilidad y rentabilidad.

Productos y servicios para el mercado global: tenemos los materiales y la experiencia

Más del 30 por ciento del territorio de la República Federal de Alemania está cubierto de bosques; Alemania cuenta con la mayor región forestal de Europa. Los bosques alemanes llevan más de 300 años gestionándose de forma sostenible. Las leyes garantizan que cada año se cosechen tantos árboles como los que vuelven a crecer. De esta forma, la industria aserradora alemana se asegura la materia prima para las siguientes generaciones. Se trata de un ejemplo de sostenibilidad que nació dentro de la silvicultura alemana y que con el tiempo se ha trasladado a gran parte
de la economía mundial.

Madera alemana con materia prima sostenible y asegurada

Cada año, crece en Alemania un volumen de 120 millones de cbm de nueva biomasa que, en el caso de muchas maderas, aún dista mucho de utilizarse por completo. Una larga tradición forestal y la silvicultura moderna garantizan que el bosque se gestione siguiendo principios ecológicos y teniendo en cuenta la biodiversidad y la sostenibilidad.

Actualmente, tenemos en nuestros bosques reservas de madera que ascienden a aproximadamente 3,4 mil millones de metros cúbicos. Por eso, el bosque no solo ofrece una materia prima segura, sino que, al mismo tiempo, con la madera empleada se reducen considerablemente las emisiones de CO2, lo que supone una gran contribución a la protección climática.

Las serrerías alemanas son eficientes y trabajan con suma minuciosidad.

La industria aserradora alemana es un sector ultramoderno que cuenta con una maquinaria muy potente. Las serrerías suelen utilizar máquinas «Made in Germany» que producen la máxima calidad gracias a su alto nivel tecnológico y a su configuración óptima en función del material. En el mundo hay más de 2.000 serrerías medianas activas —por lo general empresas familiares tradicionales en las regiones de crecimiento de las maderas autóctonas— que emplean a más de 19.000 especialistas y consiguen un volumen de negocios anual de 5,4 mil millones de euros. Las serrerías son parte
del clúster Forst und Holz (silvicultura y madera), con más de un millón de empleados en Alemania y un volumen de negocios de 180 mil millones de euros. El clúster Forst und Holz se sitúa incluso por delante del sector alemán
del automóvil.

La producción se realiza en las serrerías conforme a la normativa legal actual sobre medio ambiente, protección laboral y prevención de accidentes. Las empresas suelen tener una certificación ISO. Con ello se garantiza tanto la sostenibilidad de la producción como la sostenibilidad de las materias primas. La madera, sobre todo los residuos de la producción de la madera aserrada, es una base muy importante para las energías renovables en Alemania y Europa y garantiza la sostenibilidad del suministro energético.

Las serrerías cumplen rigurosamente la normativa actual a la que están sujetos los productos
o las empresas en general:

  • Normas EN y DIB, EUROCODE 5, certificación CE
  • Normas de clasificación JAS, ALSC, WCLB, NHLA
  • Directrices fitosanitarias de IPPC ISPM N.º 15, régimen fitosanitario internacional, incl. SITES
  • Directrices sobre la tala ilegal como EUTR, la Ley Lacey de EE. UU.
  • Certificaciones internacionales FSC y PEFC
  • Certificaciones de empresas según ISO 9001