Madera de coníferas alemana: calidad, variedad, tradición, sostenibilidad y rentabilidad.

Productos y servicios para el mercado global: tenemos los materiales y la experiencia

Más del 30 por ciento del territorio de la República Federal de Alemania está cubierto de bosques; Alemania cuenta con la mayor región forestal de Europa. Los bosques alemanes llevan más de 300 años gestionándose de forma sostenible. Las leyes garantizan que cada año se cosechen tantos árboles como los que vuelven a crecer. De esta forma, la industria aserradora alemana se asegura la materia prima para las siguientes generaciones. Se trata de un ejemplo de sostenibilidad que nació dentro de la silvicultura alemana y que con el tiempo se ha trasladado a gran parte
de la economía mundial.

Madera alemana con materia prima sostenible y asegurada

Cada año, crece en Alemania un volumen de 120 millones de cbm de nueva biomasa que, en el caso de muchas maderas, aún dista mucho de utilizarse por completo. Una larga tradición forestal y la silvicultura moderna garantizan que el bosque se gestione siguiendo principios ecológicos y teniendo en cuenta la biodiversidad y la sostenibilidad.

Actualmente, tenemos en nuestros bosques reservas de madera que ascienden a aproximadamente 3,4 mil millones de metros cúbicos. Por eso, el bosque no solo ofrece una materia prima segura, sino que, al mismo tiempo, con la madera empleada se reducen considerablemente las emisiones de CO2, lo que supone una gran contribución a la protección climática.

El abeto de Douglas

El abeto de Douglas (Pseudotsuga menziesii) se ha vuelto a cultivar en Alemania desde 1828. Procede de América del Norte, pero ya era autóctono en Europa antes de la última glaciación. El abeto de Douglas presenta un gran crecimiento y en Alemania encuentra unas condiciones excelentes para crecer, de hecho, el árbol más alto de Alemania es un abeto de Douglas. Su porcentaje de superficie forestal ya ha superado el dos por ciento. Debido a sus pocas exigencias en cuanto al lugar de crecimiento, es una madera de coníferas excelente en lo que a cambios climáticos se refiere,
a lo que hay que añadir las buenas propiedades de la madera, su rapidez de crecimiento y la estabilidad
de los recursos forestales.

El abeto de Douglas tiene un marcado contraste entre el duramen, de color entre amarillo parduzco y amarillo rojizo,
y la albura, de color amarillo. Gracias a su gran crecimiento, el abeto de Douglas tiene unos anillos anuales más anchos
y una zona de madera tardía bastante pronunciada, lo que confiere a la superficie un aspecto característico y muy interesante.

La madera del abeto de Douglas es algo más dura que otras maderas de coníferas, además tiene unas propiedades físicas y mecánicas excelentes que le permiten ser utilizada en muchos ámbitos. Al ser una madera resistente y elástica,
el abeto de Douglas se emplea para trabajos de construcción. También se suele usar en exteriores, así como para trabajos de ingeniería hidráulica, gracias a su gran resistencia y durabilidad.

Here you can find sawn timber of Abeto Douglas